Una ensalada de letras

A Ludovico le encanta leer. Lee en clase de lengua, en la biblioteca y en la cama antes de dormirse. Pero también lee en la ducha, colgado boca abajo de la escalera en la clase de gimnasia o mientras saca a pasear a Trueno, el gran San Bernardo de la familia.

Un día salió a leer bajo un gran vendaval… y esto es lo que sucedió.

Puedes disfrutar de este cuento infantil en formato audio:

O en formato vídeo:

¡No olvides suscribirte en mi Lista de Correo si no quieres perderte ninguno de estos Cuentos Cortos para Lavarse los Dientes!

Deja un comentario

*