De postre, magia

Roderick estudia magia en una escuela medieval, pero lo cierto es que se le da sólo regular. De hecho, el hechizo más impresionante que ha logrado aprender es uno que hace que la comida te sepa a lo que tú quieras que sepa. Y eso no es algo demasiado impresionante que digamos, ¿verdad?

Por si eso fuera poco, la gigante Griselda la ha tomado con él y no parece estar dispuesta a dejarlo en paz.

¿Cómo saldrá del atolladero nuestro querido Roderick?

¡Escucha este cuento para averiguarlo!

Recuerda que puedes acceder a él en formato audio:

O en formato vídeo:

¡No olvides suscribirte en mi Lista de Correo si no quieres perderte ninguno de estos Cuentos Cortos para Lavarse los Dientes!

Deja un comentario

*